Puerto Rico

Puerto Rico Aumenta Su Capacidad de Almacenamiento en Frío para Vacunas

El huracán María destruyó más del 80 por ciento de los medicamentos sensibles a la temperatura de Puerto Rico, lo que revela la necesidad de una refrigeración ininterrumpida de la cadena de frío.

Direct Relief está equipando 89 instalaciones de salud en Puerto Rico con 164 unidades de refrigeración de grado farmacéutico que cumplen con la FDA para almacenar medicamentos de cadena de frío. (Lara Cooper/Direct Relief)
Direct Relief está equipando 89 instalaciones de salud en Puerto Rico con 164 unidades de refrigeración de grado farmacéutico que cumplen con la FDA para almacenar medicamentos de cadena de frío. (Lara Cooper/Direct Relief)

Direct Relief está equipando 89 instalaciones de salud en Puerto Rico con 164 unidades de refrigeración de grado farmacéutico que cumplen con la FDA, lo que aumenta la capacidad de la isla para almacenar vacunas sensibles a la temperatura, insulina y otros medicamentos sensibles a la temperatura en aproximadamente 6 millones de viales.

English

Los refrigeradores y congeladores farmacéuticos y de laboratorio están programados para llegar durante el verano de 2019 a todos los Centros de Salud Federalmente Calificados de la isla y a los hospitales y clínicas aprobados por el Departamento de Salud de Puerto Rico para almacenar medicamentos de cadena de frío.

Las unidades de refrigeración vienen a pedido del Departamento de Salud de Puerto Rico y después del huracán María, que causó el mayor apagón en la historia de los Estados Unidos y reveló graves vulnerabilidades en la capacidad de almacenamiento en frío de la isla.

El mapa de arriba describe dónde se expandirá la capacidad de refrigeración en Puerto Rico. Haga clic en el mapa para explorar.

Las instalaciones de salud perdieron energía eléctrica durante semanas o meses, y más del 80 por ciento de las vacunas de la isla y otros medicamentos que requieren refrigeración fueron destruidos como resultado de una interrupción del suministro eléctrico, según el CDC.

De los 89 establecimientos de salud programados para recibir una unidad de refrigeración, 88 cuentan con una fuente de energía de reserva en forma de generador diesel o sistema de energía solar y batería, lo que garantiza que se mantenga el almacenamiento en frío, incluso durante un desastre que interrumpa el suministro eléctrico o provoque apagones.

La coordinación y compra de Direct Relief de las unidades de refrigeración es posible gracias a la financiación de Fundación Benéfica de Leona M. y Harry B. Helmsley y la Cruz Roja Puertorriqueña.

Related Stories

The Latest