News

Hurricane Maria

Después del huracán María, estos bomberos respondieron sin energía. Ahora tienen una fuente renovable.

Direct Relief y AbbVie otorgaron una subvención para equipar la estación de bomberos en Cataño con energía renovable, de modo que los bomberos puedan responder efectivamente a futuros desastres.

Los bomberos de la estación de bomberos en Cataño, Puerto Rico, y un miembro del personal de Direct Relief examinan los paneles solares recién instalados en el techo de la estación. (Ana Umpierre /Direct Relief)
Los bomberos de la estación de bomberos en Cataño, Puerto Rico, y un miembro del personal de Direct Relief examinan los paneles solares recién instalados en el techo de la estación. (Ana Umpierre /Direct Relief)

Los bomberos están comprometidos a salvar vidas. Después de todo, es el trabajo. Pero un simple corte de energía puede hacer que el trabajo sea mucho más difícil.

José Fernández ha sido bombero por 24 años. Estaba trabajando en la estación de bomberos en Cataño, Puerto Rico, cuando el huracán María causó estragos en la isla. Cataño está en la costa, y Fernández recuerda haber estado en riesgo de mareas de tormentas durante el huracán.

English

Cuando terminó la tormenta, los bomberos como Fernández se encargaron del trabajo de rescate y recuperación, que incluyó la remoción de escombros de las calles. La estación en sí tuvo daños menores, pero las comunidades vecinas fueron mucho más afectadas.

Y en las semanas posteriores al huracán, los incendios causados por generadores de energía no eran algo fuera de lo normal.

Fernández recordó haber respondido a una llamada de una mujer que perdió todo cuando su casa se quemó en un incendio relacionado con un generador. “Para mí, aparte de la emergencia, cada vez que vemos a alguien perder algo debido a un incendio, es devastador”, dijo.

SIN AYUDA

La falta de energía provocó los incendios después del Huracán María en Puerto Rico. También hizo más difícil al responder.

Las comunicaciones fueron interrumpidas en gran parte de la isla, por lo que, aunque los bomberos podían responder rápidamente a un incendio, no podían pedir refuerzos si lo necesitaban. Con solo siete bomberos y cuatro paramédicos para cubrir dos turnos separados, estaban sin ayuda. «Éramos solo los que estábamos trabajando ese día», recordó Fernández.

Como gran parte de la isla, las estaciones de bomberos utilizaron generadores diésel por meses. “Básicamente éramos los únicos [en la comunidad] que teníamos electricidad gracias al generador de energía”, dijo Fernández.

La estación de bomberos en Cataño se convirtió en refugio y punto de contacto después de la tormenta. Los vecinos acudieron a la estación para cargar sus teléfonos, conectar sus equipos médicos e incluso almacenar sus medicinas.

Fernández describió a los miembros de la comunidad devolviéndoles el favor, llevando comida a los bomberos mientras hacían su trabajo.

Sin embargo, el menciono, la estación de bomberos continuaba sin electricidad aproximadamente seis veces al mes.

ENERGIA NUEVA

“La energía lo es todo para los socorristas, y una gran razón se debe a las comunicaciones”, dijo Hunter Johansson, fundador y director general de la organización sin fines de lucro Solar Responders.

Johansson vio el impacto que el huracán María tuvo en la isla y el papel indispensable que los bomberos y otros socorristas tuvieron en los esfuerzos de recuperación. Quería ayudarlos a ellos, y a sus comunidades, asegurándose de que tuvieran los recursos necesarios para responder a futuros desastres.

Los bomberos de la estación de bomberos en Cataño, Puerto Rico, y un miembro del personal de Direct Relief examinan los paneles solares recién instalados en el techo de la estación. (Ana Umpierre /Direct Relief)
Los bomberos de la estación de bomberos en Cataño, Puerto Rico, y un miembro del personal de Direct Relief examinan los paneles solares recién instalados en el techo de la estación. (Ana Umpierre /Direct Relief)

Para que eso suceda, equipó la estación de Cataño con energía renovable, con el apoyo de Direct Relief.

La energía garantizará que los 10 bomberos y los ocho paramédicos de la estación puedan hacer su trabajo, y pedir refuerzos, incluso si otro desastre compromete la energía y las comunicaciones en Puerto Rico.

Como parte del compromiso de Direct Relief y AbbVie de apoyar a los socorristas, se otorgó una subvención de más de $90,000 a Solar Responders para instalar los paneles solares y el sistema de almacenamiento de baterías que necesitaba la estación en Cataño.

Con el apoyo de AbbVie, Direct Relief ha proporcionado energía renovable a los centros de salud en todo Puerto Rico, lo que les permite seguir atendiendo a los pacientes incluso en caso de un desastre natural u otra emergencia.

“La instalación de sistemas de energía renovable y resistente en ubicaciones estratégicas como estaciones de bomberos y clínicas de salud en la isla no solo permitirá la continuidad de las operaciones después de una emergencia, sino que también capacitara a los socorristas”, dijo Ivonne Rodríguez-Wiewall, asesora ejecutiva de Direct Relief en Puerto Rico.

Para Johansson, poder proporcionar energía renovable a los socorristas “es una reafirmación de que puedan hacer su trabajo”.

Fernández está seguro de que el sistema de energías renovables les ayudará a estar mejor preparados para otra emergencia. “Para nosotros, es un alivio poder contar con ese recurso”, dijo.

Related Stories

The Latest