Puerto Rico

Transición de los Centros de Salud de Puerto Rico a una Red Inteligente que Funciona con Energía Solar

Las instalaciones de energía solar en los centros de salud y clínicas en Puerto Rico son parte de un impulso más amplio por parte de Direct Relief y de otras organizaciones sin fines de lucro para fortalecer la infraestructura crítica de Puerto Rico.

Paneles solares en el techo del Centro de Salud para Migrantes en Las Marías, P.R., el 11 de septiembre de 2018. El sistema de energía solar fue financiado por Direct Relief. (Erika P. Rodriguez para Direct Relief)
Paneles solares en el techo del Centro de Salud para Migrantes en Las Marías, P.R., el 11 de septiembre de 2018. El sistema de energía solar fue financiado por Direct Relief. (Erika P. Rodriguez para Direct Relief)

Este mes, Direct Relief completó la instalación de un sistema integrado de energía solar y batería en el Migrant Health Center en las Marías, Puerto Rico, ayudando a garantizar que la instalación permanezca en marcha, incluso a través de un desastre grave como el huracán María.

English

El proyecto es una de las principales instalaciones de energía solar y baterías en marcha en los centros de salud de Puerto Rico, el siguiente de los cuales es un sistema de $700.000 en el Centro de Salud Familiar en Arroyo.

Está previsto que el sistema de energía solar y batería financiado por Direct Relief se ponga en marcha en el Centro de Salud Familiar en Arroyo, Puerto Rico durante la Temporada de Huracanes 2019 (Anna Carla Lopez-Carr/Direct Relief)
Está previsto que el sistema de energía solar y batería financiado por Direct Relief se ponga en marcha en el Centro de Salud Familiar en Arroyo, Puerto Rico durante la Temporada de Huracanes 2019 (Anna Carla Lopez-Carr/Direct Relief)

La finalización del sistema de energía solar y batería de Arroyo está programada para el mes próximo y representará la instalación solar más grande en un centro de salud desde el apagón prolongado causado por el huracán María en 2017.
Una vez que el sistema se ponga en marcha, el Centro de Salud Familiar prevé ahorros de $81.000 en costos de electricidad.

Fortalecimiento de la Infraestructura Crítica de Puerto Rico

Las instalaciones de energía solar en los centros de salud y clínicas en Puerto Rico son parte de un impulso más amplio por parte de Direct Relief y de otras organizaciones sin fines de lucro para fortalecer la infraestructura crítica de Puerto Rico.

El mapa de arriba muestra los proyectos de energía solar instalados en Puerto Rico después del huracán María.

Otras organizaciones, incluyendo Clinton Foundation, la Federación Hispana, Solar Foundation y Resilient Power Puerto Rico, han puesto en marcha al menos otros 40 proyectos solares.

Fortalecimiento de la Capacidad de Recuperación de la Comunidad ante Futuras Tormentas

Además de equipar centros de salud y clínicas con energía solar y baterías de respaldo, Direct Relief ha completado 11 instalaciones de bombas de agua y lavanderías públicas que funcionan con energía solar, lo que ayuda a garantizar que las comunidades rurales puedan acceder a agua limpia y segura, incluso durante un apagón de red.
Se estima que la instalación de otras 20 bombas de agua que funcionan con energía solar culminará a fines de 2019.

Una bomba de agua fluye libremente al ser alimentada por un conjunto de paneles solares y baterías en Bauta Abajo. La red eléctrica es una de las dos que hay en la comunidad. (Tony Morain/Direct Relief)
Una bomba de agua fluye libremente al ser alimentada por un conjunto de paneles solares y baterías en Bauta Abajo. La red eléctrica es una de las dos que hay en la comunidad. (Tony Morain/Direct Relief)

Estos proyectos financiados por Direct Relief, una vez completados, implicarán un total de 2,5 megavatios por hora de almacenamiento de batería y 1,5 megavatios de energía solar.

Los esfuerzos de Direct Relief para preparar a Puerto Rico para futuros desastres se extienden más allá de la energía solar e incluyen:

Impulsar el almacenamiento en frío de vacunas y medicamentos: 89 centros de salud en toda la isla están siendo equipados con 164 refrigeradores y congeladores farmacéuticos y de laboratorio que cumplen con la FDA, con capacidad suficiente para almacenar aproximadamente seis millones de ampollas de vacunas.

Extender los servicios de salud a través de la salud móvil: se han comprado 15 unidades médicas móviles y 15 vehículos de transporte de pacientes todo terreno para centros de salud y clínicas, lo que les permite ofrecer servicios médicos móviles a comunidades remotas en todo Puerto Rico.

Ampliar el acceso a la atención especializada a través de la telesalud: en los últimos años, debido a los miles de médicos que abandonaron Puerto Rico para irse a los Estados Unidos continentales, los centros de salud y clínicas de la isla, en particular los de las comunidades rurales, están experimentando graves faltas de personal. Direct Relief está abordando el problema al establecer programas de telesalud en varios centros de salud en áreas desatendidas y para ampliar el acceso a médicos especialistas desde Puerto Rico y desde los Estados Unidos continentales.

Garantizar comunicaciones redundantes: proporcionar más de 70 radios de largo alcance a los centros de salud, garantizando su capacidad de comunicarse a través de canales locales y a través de toda la isla durante una interrupción de la comunicación.

Equipar a los rescatistas: cada miembro del Cuerpo de Reserva Médica de Puerto Rico recibió una mochila médica de emergencia para realizar actividades de asistencia médica durante las emergencias. Los 350 paquetes reforzados, aprobados por el Cirujano General de los Estados Unidos, contienen suministros y equipos específicos para desastres, que incluyen artículos para el control de infecciones, diagnósticos y atención de traumas.

• Colocar de antemano las reservas de medicamentos y suministros médicos críticos: 80 instalaciones de salud en toda la isla recibirán módulos pre-instalados de suministros médicos de emergencia antes de la temporada de huracanes de 2019. Los artículos incluyen una gama de medicamentos para enfermedades crónicas, afecciones de salud mental, así como el medicamento que revierte la sobredosis, Naloxone, que aborda el aumento de muertes por sobredosis en Puerto Rico luego del huracán María.

En total, Direct Relief ha proporcionado a los centros de salud y clínicas de Puerto Rico más de $71 millones en asistencia médica y ha invertido más de $16 millones en iniciativas de resiliencia comunitaria. Eso incluye más de $4 millones para proyectos de energía solar para evitar interrupciones en la atención médica causada por desastres naturales como el huracán María.

La bandera de Puerto Rico flamea sobre la comunidad de Orocovis. (Tony Morain/Direct Relief)
La bandera de Puerto Rico flamea sobre la comunidad de Orocovis. (Tony Morain/Direct Relief)

Related Stories

The Latest