Hurricane Maria

Huracán María: Un Año Después

Desde que el huracán María tocó tierra, la organización Direct Relief ha enviado USD 70 millones en medicamentos e insumos, y ha financiado mejoras en sistemas solares e infraestructura en numerosos centros de salud locales.

The mountainous community of Utuado, Puerto Rico, is pictured here on May 26, 2018. That's where a new solar-powered laundry room was installed for community use for two nearby communities that have been without power for over eight months. (Photo by Erika P.  Rodriguez for Direct Relief)
The mountainous community of Utuado, Puerto Rico, is pictured here on May 26, 2018. That's where a new solar-powered laundry room was installed for community use for two nearby communities that have been without power for over eight months. (Photo by Erika P. Rodriguez for Direct Relief)

Ya pasó casi un año desde que el huracán María hizo estragos en el Caribe, donde brutales vientos de categoría 4 azotaron la región, causando destrozos impresionantes y llevándose miles de vidas.

English

La devastación que causó María fue inaudita. La tormenta arruinó la red eléctrica de Puerto Rico, destrozó infraestructura e interrumpió el sistema médico de la isla. Después de un apagón inicial, las comunicaciones volvieron a establecerse y le permitieron al mundo ver, imagen tras imagen, la nueva realidad que la isla debía enfrentar.

En el transcurso del año pasado, también surgieron otras historias en medio de horribles titulares. Historias de vecinos que se ayudaban entre sí pese al enorme sufrimiento.

Un médico que regresó a la isla para atender a pacientes con necesidades.

La Doctora Que Regresó a Puerto Rico Para Servir

Un instalador de sistemas solares que siguió reparando sistemas eléctricos en los centros de salud, incluso sin tener energía en su propio hogar.

María lo dejó sin electricidad. Ahora trabaja para que centros de salud en la isla puedan tener energía durante una próxima tormenta.

Un líder comunitario que trabajó incansablemente para asegurarse de que sus vecinos pudieran acceder al agua potable.

Una Comunidad en Puerto Rico Energiza Su Futuro

Una empresa que movilizó la donación filantrópica más importante de su historia, USD 100 millones, para contribuir a la recuperación del pueblo portorriqueño.

With $100 Million from AbbVie, Direct Relief & Habitat to Strengthen Critical Services in Puerto Rico

Estos son solo algunos de los ejemplos de altruismo y generosidad que Direct Relief ha tenido el privilegio de presenciar en el transcurso del año pasado, sin los cuales no se hubiera podido lograr la recuperación actual.

Respuesta de Direct Relief al Huracán María, por los Numeros:

• $70 millones en medicinas y suministros médicos solicitados
• 733,267 libras de asistencia médica
• 456 envíos
• 76 centros de salud y clínicas comunitarias locales, hospitales y otros proveedores de salud han sido apoyados
• 791 kilovatios de capacidad de energía solar instalados y 2 megavatios de respaldo de batería en 14 centros de salud y comunidades que no pertenecen a PRASA.
• $12.3 millones en aportaciones en efectivo a organizaciones locales

Respuesta Inmediata

Desde que el huracán María tocó tierra, la organización Direct Relief ha enviado USD 70 millones en medicamentos e insumos, y ha financiado mejoras en sistemas solares e infraestructura en numerosos centros de salud locales. Direct Relief ha venido trabajando para resolver necesidades a corto plazo, como así también aquellas que protegerán el sistema de atención médica de la isla en los próximos años.

No bien pasó la tormenta y empezaron a verse las secuelas, Direct Relief ya se había comunicado con proveedores locales de atención médica y estaba movilizando los recursos necesarios para volver a empezar y dar sustento a sus comunidades.

En cuestión de días, Direct Relief había empezado a realizar envíos de ayuda médica a las áreas más golpeadas, de Puerto Rico a Dominica, y a rincones de todo el Caribe. La respuesta fue una operación compleja que abarcó varios países y territorios, en muchos de los cuales había un acceso muy restringido a la comunicación y la electricidad como consecuencia de las tormentas. La organización coordinó entregas de kits preenvasados y otros servicios con varios organismos gubernamentales en Puerto Rico, incluida la Administración de Servicios Médicos, la cual dirige ocho hospitales y ocho clínicas de atención primaria.

En septiembre de 2017, Direct Relief invirtió USD 300 000 en efectivo en centros de salud comunitarios en Puerto Rico a fin de brindar asistencia a las iniciativas de recuperación en el período posterior al huracán María. La organización entregó un monto adicional de USD 50 000 a la Asociación de Atención Primaria de Puerto Rico, en representación de 20 organizaciones sin fines de lucro que dirigen 62 centros clínicos en 53 municipios, en los que se brinda atención médica a casi 350 000 pacientes por año. Asimismo, se enviaron a la organización teléfonos satelitales, lo cual permitió que los miembros pudieran comunicar las necesidades médicas urgentes en sus comunidades.

Direct Relief también trabajó junto con la Asociación Nacional de Centros de Salud Comunitarios, la Asociación Nacional de Clínicas Gratuitas y Benéficas, y las Organizaciones Voluntarias Nacionales Activas en Desastres.

Direct Relief envió un paquete de preparación para huracanes al hospital Peebles en Tórtola con pálets de productos médicos que se solicitaron de manera específica, como antibióticos, soluciones intravenosas, sales de rehidratación oral, kits de higiene y carpas médicas duraderas. Se compraron medicamentos para brindar ayuda a 70 pacientes que recibían diálisis en el hospital, cuya frecuencia de tratamiento pasó de una vez por día a dos veces por semana para ahorrar agua y usar menos máquinas sin daños, en el período posterior a la tormenta. La medicación ayudó a mantener bajos los niveles de potasio y, así, extender los intervalos de tiempo durante los cuales los pacientes podían estar sin recibir tratamiento de diálisis.

En Dominica, el hospital Princesa Margarita, que presta servicios en la isla a una población de aproximadamente 70 000 personas, sufrió daños pero aún funciona. Más del 95 % de los edificios e infraestructura en la isla fue destruido o dañado como consecuencia del huracán. Direct Relief realizó envíos al director farmacéutico del país, incluido un kit de salud de emergencia y medicamentos, para contribuir a que aproximadamente 40 pacientes que recibían diálisis en la isla mantuvieran los niveles de potasio bajos durante el período en que no recibieran dicho tratamiento.

En el East End Medical Center de las Islas Vírgenes de EE. UU., Direct Relief entregó 5 pálets de antibióticos, medicamentos para enfermedades crónicas y vendajes para heridas. El centro presta servicios a Santo Tomás, San Juan y las islas circundantes.

Cuando el huracán María azotó a Puerto Rico, ya estaban en camino a los municipios isleños de Culebra y Vieques cuatro cargamentos de antibióticos, suministros para el cuidado de heridas y otros insumos médicos.

With Access to Some Communities Still a Challenge, Helicopter Flights Get Key Medicines to Isolated Areas

Direct Relief empezó a cubrir solicitudes de ayuda médica de diversos centros de distribución médica de la isla que estaban proporcionando atención de diálisis, ya que en Puerto Rico se atendía a aproximadamente 120 pacientes de otras partes del Caribe que recibían tratamiento de diálisis.

Estos pacientes fueron alojados en hoteles, aunque existía la probabilidad de que se los ubicara en refugios para personas con necesidades especiales y que requieran atención a largo plazo. Direct Relief trabajó junto con un médico del Servicio de Salud Pública de EE. UU. y el Centro de Operaciones de Emergencia de Puerto Rico para reunir en una lista las necesidades de insulina de esos pacientes.

El 25 de septiembre, Direct Relief envió kits de emergencia médica como medida de socorro luego del huracán María: 600 kits de higiene y 12 mochilas médicas para equipar a los servicios de emergencia con insumos médicos. Más tarde esa semana, llegaron otros envíos con los medicamentos que se habían solicitado, como antibióticos, inhaladores y medicamentos para el tratamiento de la hemofilia. El último llegó a través del transporte de FedEx con temperatura controlada, tan solo unas horas antes de que se acabaran los suministros del hospital según lo anticipado.

En el momento del envío, el personal del Hospital Pediátrico de la Universidad de San Juan estimó que tenían entre 24 y 72 horas hasta que se agotaran los medicamentos coagulantes de factor VIII y IX. Quedarse sin el medicamento podría haber puesto en peligro la vida de un paciente joven con hemofilia, que estaba recibiendo tratamiento por hemorragia renal antes de que llegara la donación.

Urgently Needed Hemophilia Treatment Drugs Delivered to Puerto Rico Pediatric Hospital

Direct Relief también entregó varios kits de salud de emergencia, cada uno con suficientes medicamentos básicos para brindar tratamiento a 100 pacientes durante un período de 3 a 5 días. Estos se entregaron al Departamento de Salud de Puerto Rico y a un equipo médico de 75 médicos y enfermeras que se reunieron en San Juan para recoger los insumos y que luego se distribuyeron a 15 ciudades de todo Puerto Rico para brindar atención médica.

Hasta ahora, la esencia del enfoque de Direct Relief ha sido posibilitar el trabajo continuo de líderes comunitarios y organizaciones locales de Puerto Rico, y así seguirá siendo a futuro mientras continúa el proceso de recuperación.

El Equipo Adecuado en el Momento Indicado

La radióloga Yania López Álvarez (al centro) revisa casos de pacientes con los residentes Amanda Marrero González y Manuel Betancourt Robles, en el Centro Médico de Puerto Rico, en San Juan, Puerto Rico, el 10 de mayo de 2018. López, Directora del Centro de Imágenes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, regresó a su país natal el año pasado para atender a la población de pacientes de Puerto Rico, dejando atrás generosas ofertas de trabajo en Estados Unidos continental. Los doctores que trabajan en Puerto Rico deben hacer más con menos, con restricciones de presupuesto y estructuras deterioradas tras el paso del huracán María. Direct Relief ha comprado equipo de mamografía 3-D para que la Dra. López y sus colegas puedan conducir mamografías con contraste en el Centro de Imágenes. Se espera que el equipo donado arribe a finales del 20180. (Foto de Erika P. Rodríguez para Direct Relief)
La radióloga Yania López Álvarez (al centro) revisa casos de pacientes con los residentes Amanda Marrero González y Manuel Betancourt Robles, en el Centro Médico de Puerto Rico, en San Juan, Puerto Rico, el 10 de mayo de 2018. López, Directora del Centro de Imágenes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, regresó a su país natal el año pasado para atender a la población de pacientes de Puerto Rico, dejando atrás generosas ofertas de trabajo en Estados Unidos continental. Los doctores que trabajan en Puerto Rico deben hacer más con menos, con restricciones de presupuesto y estructuras deterioradas tras el paso del huracán María. Direct Relief ha comprado equipo de mamografía 3-D para que la Dra. López y sus colegas puedan conducir mamografías con contraste en el Centro de Imágenes. Se espera que el equipo donado arribe a finales del 20180. (Foto de Erika P. Rodríguez para Direct Relief)

La atención especializada es aún limitada en la isla; muchos profesionales médicos han abandonado la isla para ir en busca de oportunidades más lucrativas en cualquier otro lugar.

También es fundamental asegurarse de que los médicos que decidieron ejercer en la isla tengan los equipos que necesitan.

Direct Relief financió la compra de tecnología de mamografías digitales con contraste para el centro dirigido por la Dra. Yania López, una médica capacitada en la Clínica Mayo que regresó a la isla para dedicarse a la imagenología mamaria. Direct Relief también está reemplazando los equipos de colonoscopía y laringoscopia del hospital que se dañaron durante el huracán María por las fluctuaciones de voltaje.

Aproximadamente dos tercios de los pacientes que se atendieron en el hospital de la Universidad no tenían seguro; sus ingresos estaban por debajo de la línea de pobreza y su acceso a la atención médica era insuficiente. El centro de diagnóstico por imágenes recibe de 250 a 300 pacientes al mes. El espacio recién equipado le permitirá a la Dra. López atender a pacientes de la isla que, de otro modo, no podrían acceder a la ayuda que necesitan.

Empresas que Redoblan la Apuesta

En mayo, AbbVie, una empresa biofarmacéutica global basada en investigaciones, anunció una donación para Direct Relief y Habitat for Humanity International de USD 50 millones a cada organización para fortalecer el acceso a la atención médica y a la vivienda en Puerto Rico. Esta donación se suma a los más de USD 4 millones que AbbVie ofreció después de los desastres naturales sin precedentes de 2017.

Direct Relief está usando la donación para reconstruir y fortalecer el sistema de atención médica primaria de Puerto Rico, preparándolo mejor para sobrellevar futuros huracanes y cortes de energía o agua. Direct Relief brindará ayuda a más de 60 centros de salud comunitarios y establecimientos de atención médica locales por un período de tres años. Estos establecimientos atienden a 352 000 residentes de todo Puerto Rico.

Para evitar interrupciones en la atención, Direct Relief proporcionará a los centros de salud fuentes de energía confiables, como energía solar, almacenamiento de baterías y generadores, a fin de que puedan fabricar sus propios suministros de agua potable. Además, Direct Relief financiará unidades móviles de salud, capacitará y apoyará a un equipo médico ampliado, mejorará el acceso a un suministro confiable de medicamentos y establecerá programas de telemedicina en hospitales y centros de salud selectos. En agosto de 2018, Direct Relief reunió a más de 100 líderes de hospitales y centros de salud comunitarios sin fines de lucro de Puerto Rico, y a otros líderes comunitarios, que brindaron asesoramiento sobre el modo en que la filantropía puede restaurar y fortalecer mejor los servicios de salud en todo el territorio.

Otras empresas respondieron redoblando la apuesta con donaciones muy importantes, incluidas las siguientes:

  • Abbott
  • Alcon Laboratories, Inc.
  • Apotex, Inc.
  • AstraZeneca
  • Baxter International Inc.
  • BD
  • GSK
  • Henry Schein, Inc.
  • Janssen Pharmaceuticals, Inc.
  • LifeScan, Inc.
  • Merck & Co., Inc.
  • Mylan
  • Omron Healthcare, Inc.
  • Pfizer
  • Purdue Pharma, L.P.
  • Unite to Light, Inc.

Equipamiento de Servicios de Emergencia

Direct Relief staff load Emergency Medical Backpacks onto a helicopter bound for Vieques, an island off Puerto Rico's eastern coast that was badly impacted by Hurricane Maria. A new agreement reached this week will put more packs in the hands of emergency first responders so they're ready in case of disaster. (Photo by Donnie Hedden for Direct Relief)
El personal de Direct Relief cargó mochilas de emergencia médica en un helicóptero con destino a Vieques, una isla frente a la costa oriental de Puerto Rico que quedó muy devastada por el huracán María. Direct Relief distribuyó este verano 300 de estos paquetes para que el personal de emergencia los tenga a mano durante la próxima emergencia. (Foto de Donnie Hedden para Direct Relief)

Direct Relief equipó a cada miembro de los Cuerpos de Reserva Médicos de Puerto Rico con mochilas de emergencia médica para que estén preparados en la próxima emergencia.
El grupo está compuesto por profesionales médicos que responden a las necesidades de salud de la comunidad durante un desastre. En los días y meses posteriores al huracán María, el personal de Direct Relief distribuyó las mochilas de emergencia médica a proveedores de salud para que pudieran brindar atención médica en áreas con acceso limitado a hospitales y clínicas. Pero el acuerdo con los Cuerpos de Reserva Médicos de la isla es la medida de distribución de paquetes más importante hasta el momento en la isla, para garantizar que cada miembro del Cuerpo esté preparado para brindar respuesta.

Cada mochila de emergencia médica de Direct Relief contiene suministros y equipos que satisfacen una variedad de necesidades de salud relacionadas con desastres frecuentes, como control de infecciones, diagnóstico, atención de traumatismos y herramientas de protección personal.

Energía para la Próxima Emergencia

Para evitar interrupciones en la atención por futuros desastres naturales como el huracán María, que dejó sin electricidad a centros de salud durante semanas, Direct Relief está proporcionando a muchos establecimientos de salud locales fuentes de energía confiables, como energía solar y almacenamiento de baterías. Los sistemas solares y de baterías están integrados a generadores existentes y a la red para brindarle a cada centro de salud un sistema de microredes verdaderamente inteligente que pueda extraer energía de la fuente más eficiente y jamás agotarse.

Para la temporada de huracanes de 2019, Direct Relief y sus socios tienen como objetivo activar sistemas sólidos de energía y de energía de reserva en al menos un centro de salud en los 78 municipios de la isla para garantizar que todos tengan donde recibir atención médica después de una tormenta.

Los centros de salud no son los únicos lugares de la isla donde se realizarán mejoras energéticas. Direct Relief se asoció con Por Los Nuestros, una organización local sin fines de lucro, para instalar lavanderías que funcionen con energía solar y así brindar más solidez y confiabilidad a los suministros de agua de la comunidad durante la próxima emergencia o corte de electricidad.

Nace Lavandería Solar en Comunidad Puertorriqueña

Uso de la Tecnología para Ofrecer Respuesta de Emergencia

Thousands of people received flu shots Saturday as part of an island-wide vaccination campaign. (Tony Morain/Direct Relief)
Miles de personas recibieron vacunas antigripales como parte de una campaña de vacunación en toda la isla. (Tony Morain/Direct Relief)

Durante todo el año pasado, Direct Relief ha utilizado la tecnología para conectar a la comunidad en línea con la atención de campo. Direct Relief utilizó la Respuesta a las crisis de Facebook durante una de las campañas de vacunación por un día más importantes del mundo que se realizó en Puerto Rico.

El evento que duró todo un día estuvo a cargo de VOCES: Coalición de Vacunación de Puerto Rico, el Departamento de Salud de Puerto Rico, la Fundación CDC, Direct Relief y otros actores. Se vacunó contra la gripe a un total de 9426 personas en 55 lugares diferentes de toda la isla. Las vacunas, donación de Sanofi, se ofrecían de forma gratuita. Direct Relief utilizó la herramienta Community Help para informar a los habitantes dónde iban a poder recibir su vacuna. Direct Relief también se asoció con Facebook para ayudar a la empresa a perfeccionar sus herramientas de respuesta ante desastres a partir de lo aprendido con el huracán María y con otras emergencias.

Direct Relief también participó de otro proyecto tecnológico que podría conectar a los centros con los medicamentos necesarios en caso de que las líneas de suministro se encuentren interrumpidas en una próxima emergencia. Direct Relief, Merck, AT&T, Softbox y Volans-i se asociaron en agosto de 2018 para realizar pruebas piloto de entregas de suministros médicos de emergencia utilizando drones diseñados para transportar los tipos de medicamentos que normalmente más cuesta conseguir durante un desastre, y cuya falta podría provocar crisis sanitarias e incluso la muerte. La tecnología de las cajas inteligentes brinda control de temperatura para enviar productos como las vacunas de Merck. Los fletes no refrigerados pueden transportar medicamentos para el asma y la hipertensión, por ejemplo.

A drone lifts off during a test flight in Puerto Rico this week. Direct Relief, AT&T, Softbox, and Volans-i were all part of a pilot project that tested transporting medicine by drone, a system that could be replicated during the next emergency to reach areas cut off by storm damage or limited supply chains. (Photo courtesy of Merck)
En agosto de 2018, un dron levanta vuelo durante una prueba en Puerto Rico. Direct Relief, AT&T, Softbox y Volans-i participaron de un proyecto piloto para transportar medicamentos en un dron. El sistema podría repetirse en una próxima emergencia para llegar a lugares aislados por daños de tormentas o con cadenas de suministro limitado. (Foto cortesía de Merck)

Los investigadores estiman que la mayoría de las muertes que causó el huracán María en septiembre de 2017 fueron causadas por la pérdida de acceso a los medicamentos y la atención médica, y no por el viento o el agua. La gente fue desplazada de sus viviendas, los centros de salud se quedaron sin electricidad durante semanas y trasladarse fue sumamente difícil. Es probable que esa situación haya incrementado las muertes por enfermedades crónicas que, en condiciones normales, pueden tratarse. Durante las pruebas, los drones pudieron acceder a terrenos desafiantes en las áreas remotas afectadas durante el huracán María, fuera del campo visual. Las entregas del dron se extienden a pueblos montañosos remotos que quedaron aislados sin electricidad y sin acceso a carreteras durante meses después del huracán María; a algunos de ellos, por un tiempo, solo se pudo acceder en helicóptero.

De Cara al Futuro

Los impactos de María se sentirán por varios años más. Direct Relief está comprometida no solo con la recuperación continua del huracán María, sino también con la preparación y la resiliencia del sistema de salud para futuras emergencias. Durante los últimos 12 meses, Direct Relief ha podido satisfacer necesidades médicas críticas gracias a la enorme y generosa ayuda de personas, corporaciones, fundaciones y empresas de atención médica.

Related Stories

The Latest